Web De Sabadell
La revista online 
de Sabadell
0 0 0

Pros y contras de los videojuegos

Ventajas e inconvenientes de los videojuegos. Un debate que dura ya bastante tiempo

Por: WebDeSabadell | Publicado: 14/10/2011 12:42 | |

Se dice que por un lado los videojuegos son culpables de promover el sedentarismo, la agresividad o el fracaso escolar, pero por el contrario, también son un entretenimiento como otro cualquiera que puede favorecer las relaciones sociales de niños y jóvenes.


La parte positiva

Defensores y detractores coinciden en que estos juegos familiarizan al niño con la tecnología desde muy pronto, fomentan la capacidad para procesar mucha información al mismo tiempo e incluso ayudan a mejorar la concentración. Además potencian la coordinación entre el ojo y la mano, una característica que está más desarrollada entre los niños y adolescentes de hoy que en la generación de sus padres.

Los video jugadores cubren un ángulo visual más amplio, son más rápidos en la toma de decisiones y tienen más capacidad de reacción ante situaciones imprevistas.


La parte negativa

El miedo a los contenidos violentos de los videojuegos no ha desaparecido. Algunos estudios asocian la agresividad en la edad adulta con el hecho de haber jugado demasiado tiempo a las videoconsolas, y que algunos jugadores, aunque no sean violentos, acostumbran a asumir como normales las situaciones de agresividad en su vida cotidiana.

El lado negativo de los videojuegos está relacionado también con el estilo de vida sedentaria que promueve esta costumbre. Muchas veces los niños cambian el salir a la calle por quedarse en casa a jugar con la consola, un hábito que se relaciona con el aumento de la obesidad infantil en Occidente.

Estos juegos acostumbran a “enganchar”, sobre todo al principio, en busca de nuevos retos. La dedicación casi exclusiva a los videojuegos se acostumbra a vincular también con el fracaso escolar de algunos niños, a pesar de que a veces ya hay una predisposición previa.


Resultados

Los videojuegos pueden ser un medio de evasión, pero los niños prefieren socializar este entretenimiento intercambiando juegos y buscando compañeros para jugar partidos.

La pasión por la videoconsola durante las primeras semanas se estabiliza a partir del tercer mes. Sin embargo, hay que informarse del contenido de los juegos que utiliza vuestro hijo, puesto que algunos pueden tener mensajes demasiado violentos, racistas o sexistas que no se especifican en la etiqueta. Es conveniente, pues, dedicarles un tiempo y participar con el niño para saber de qué tratan los juegos.

Una señal de alarma podría ser si se produjera un cambio brusco en el comportamiento del niño, tanto en la escuela como en casa, como consecuencia de los videojuegos. Pero no se puede culpar a la videoconsola de un bajo rendimiento escolar si las malas notas ya venían de antes.

Treinta años después de su nacimiento, mezcla de imaginación, alta tecnología y una parte de cine, estos juegos van camino de convertirse en una actividad más de ocio, si no se pierde el sentido común.